4.5. CONCLUSIONES CRUZADAS DE LOS CASOS DE ESTUDIO

Origen de las peatonalizacionesC1.JPG

1) El origen de las peatonalizaciones no es preciso ni lineal. No se puede concretar un hecho como causa principal, surgen iniciativas desde varios agentes con el mismo interés de mejorar los barrios históricos degradados y carentes de actividad comercial a través de las peatonalizaciones, entendida como el proceso de cierre al tráfico de las calles acompañado de su reurbanización

2) Según el momento y circunstancias, los conductores de las peatonalizaciones son de tres tipos: los comerciantes, los políticos y los técnicos de planeamiento. Actúan como impulsores de proyectos individuales que se van solapando en el tiempo. En Pamplona y San Sebastián se traslada la misma fórmula de mejora a los ensanches próximos a los cascos históricos, proyectos impulsados por los mismos promotores.

3) El proceso inicial es similar en Pamplona y San Sebastián, se comienza con la propuesta de los comerciantes de cierre al tráfico del centro, los Ayuntamientos admiten dichas proposiciones y los técnicos de planeamiento lo plasman en los planes.

4) Las ejecuciones peatonales finales no siempre están previstas en los teóricos proyectos y planes, en ocasiones responden a la tutela directa de los alcaldes que aprovechando actuaciones de gran calado (como los aparcamientos subterráneos) toman la decisión de peatonalizar su superficie exterior.

Periodos y datos de las peatonalizaciones y reurbanizaciones

C2.JPG

1) Las peatonalizaciones se desarrollan de manera simultánea en 3 periodos:

– 1º Periodo: cierre al tráfico de las calles del casco histórico. En el año 1980 se cierran las calles en Pamplona y en San Sebastián sin obras de reurbanización. En el caso de Burgos se inicia con reurbanizaciones en el año 1995. Las superficies cerradas al tráfico en este periodo son:

– Pamplona: 6,59 ha peatonalizadas

– San Sebastián: 2,92 ha peatonalizadas

– Burgos: 1,92 ha reurbanizadas

– 2º Periodo: mayor auge de peatonalizaciones y fundamentalmente de las reurbanizaciones. Abarca desde 1995 hasta el año 2011. Se ejecutan actuaciones peatonales continuas, constantes y paralelas en los cascos y ensanches próximos en el caso de San Sebastián y Pamplona, ejecutándose en esta última el mayor número de hectáreas peatonales en menos tiempo. Burgos sufre una parálisis intermedia de los procesos peatonales de su casco que dura una legislatura. Las superficies acumuladas y cerradas al tráfico este periodo, diferenciándose entre áreas peatonalizadas y reurbanizadas, son:

– Pamplona: 18,8 ha reurbanizadas y 21,40ha peatonalizadas

Superficie reurbanizada: 88%

– San Sebastián: 14,85 ha reurbanizadas y 15,07ha peatonalizadas

Superficie reurbanizada: 98%

– Burgos: 14,20 ha reurbanizadas y 17,30 ha peatonalizadas

Superficie reurbanizada: 82%

– 3º Periodo: final de las peatonalizaciones a partir del año 2011, se da por concluido de forma drástica todo proceso de grandes intervenciones peatonales.

2) El resultado es que más del 80% de las calles cerradas al tráfico, y por tanto peatonales, se reurbanizan, por lo que se confirma la tendencia de realizar obras de adaptación al peatón de las calles que se van cerrando y peatonalizando.

Relación política durante el proceso peatonal

C3.JPG

1) Hay una simultaneidad entre el inicio y desarrollo de los procesos peatonales, y la continuación de los alcaldes, salvo en Burgos, que este hecho se produce a mitad del ciclo peatonal. Este periodo de alcaldía es el más largo de la historia de cada ciudad.

2) Durante el periodo peatonal los datos electorales del partido en el poder son positivos reflejando un ascenso moderado en las siguientes legislaturas. Al final del proceso los resultados descienden, hay cambios de las alcaldías, incluso de partido como en el caso de San Sebastián.

3) No hay un reflejo en el gobierno central al sufrir cambios de partido político durante el ciclo peatonal. Se evidencia la diferencia entre las necesidades locales, con el apremio a los alcaldes, y las generales, con el cambio de presidencia del país

4) El modelo peatonal no es original de una determinada sigla política. Los alcaldes de Pamplona y Burgos son en la mayoría del proceso peatonal del PP, mientras que el de San Sebastián es del PSOE.

5) Los alcaldes son participes directos imprimiendo carácter personal y propio a las actuaciones peatonales, destacando la figura de la alcaldesa de Pamplona por su fuerte personalidad transmitida en varios de los proyectos de gran envergadura.

6) Hay un paralelismo entre el periodo peatonal y los datos económicos del país. Las peatonalizaciones se inician y se desarrollan en el momento de mayor prosperidad económica con los resultados del PIB más altos de la historia de nuestro país.

La finalización del ciclo peatonal corresponde con los peores registros económicos en años. La crisis queda reflejada en la paralización radical de las peatonalizaciones, cambios de las alcaldías y del presidente del gobierno central.

Instrumentos de Planeamiento

C4.JPG

1) Los Planes Especiales son las figuras de planeamiento que por primera vez teorizan sobre los procesos de peatonalización de calles asociadas a la recuperación y conservación de los cascos históricos, objetivo principal de estos planes. Son aprobados desde mediados de los 90 a inicios de 2000.

En el caso de Pamplona el primer Plan Especial que abarca parte del casco histórico es del año 1986, para desarrollarse posteriormente la totalidad del barrio en el año 2001. En Burgos se produce la aprobación del Plan Especial en el año 1995, revisado en 1999. En San Sebastián el Plan Especial de la Parte Vieja es del año 1995.

2) Se continúa con el mismo propósito en las siguientes figuras de planeamiento aprobadas, (incluso a través de un Plan General) y proyectos urbanísticos que se van aprobando a lo largo del ciclo peatonal. Las peatonalizaciones de los ensanches es recogida en el caso de San Sebastián a través del Plan General del año 1995, y en el caso de Pamplona a través de un Plan Especial del año 2007.

3) Destacan los proyectos con fondos europeos que garantizan subvenciones y ayudas a las ejecuciones peatonales que se van desarrollando en las ciudades.

4) Conjuntamente a la finalización del ciclo peatonal en el año 2011, no se aprueba ningún otro proyecto ni plan urbanístico peatonal.

Ayudas y subvenciones

C5.JPG

1) Se perciben subvenciones y ayudas económicas a partir del año 2001, destinadas fundamentalmente, a la urbanización de calles peatonales y a la construcción de nuevos elementos de paso en forma de pasarelas, ascensores y escaleras mecánicas.

2) Provienen de todas las administraciones, gobierno central, autonómico, local y europeo. Pamplona es la ciudad que percibe mayor número de subvenciones, destinadas además a la recuperación de los ríos de la ciudad. En San Sebastián las subvenciones se centran en los elementos mecánicos de paso sufragados en su mayor parte con fondos europeos.

3) Por su singularidad, destacan las ayudas realizadas desde el gobierno central presidido por Zapatero, a través del denominado Plan E, ejecutándose en Pamplona y Burgos actuaciones peatonales de este tipo, en los años 2009 y 2010.

Elementos de paso: pasarelas y elementos mecánicos

C6.JPG

1) Los elementos de paso que se ejecutan en las ciudades son las pasarelas peatonales y los elementos mecánicos, formados por ascensores, funiculares, rampas y escaleras mecánicas.

2) Hay un auge de estos elementos de paso durante el periodo peatonal e incluso unos años posteriores a su finalización. Desde 2002 hasta 2013, se construye toda una red de elementos estratégicamente localizados por la ciudad, destacando los mecánicos, que hasta el momento eran prácticamente inexistentes.

3) La intención del proceso peatonal va más allá de los cascos históricos y sus ensanches próximos, llegando a través de los elementos mecánicos a las periferias de la ciudad, facilitando el acceso de los barrios peor localizados.

4) Estas actuaciones no se consideran como peatonalizaciones propiamente dichas, sino proyectos individuales que complementan los procesos peatonales que paralelamente se están desarrollando en cada ciudad.

5) En cuanto a los datos obtenidos, en Pamplona se efectúa el mayor número de actuaciones en forma de pasarelas localizadas en la periferia y en el entorno al río. Se ejecutan 8 proyectos de elementos mecánicos distribuidos por la ciudad fundamentalmente en forma de ascensores públicos.

San Sebastián, con 16 actuaciones, es la que realiza el mayor número de elementos mecánicos de paso repartidos por los barrios peor localizados desde el punto de vista geográfico. Burgos se centra en la construcción de pasarelas que atraviesan los dos ríos de la ciudad.

Datos cuantitativos de las peatonalizaciones

C7.JPG

1) Los resultados son dispares al no constatarse una relación de cifras entre las ciudades. Si se puede confirmar la correspondencia entre superficie y kilómetros peatonales en cada ciudad. Las superficies peatonalizadas abarcan los cascos históricos, y en el caso de Pamplona y San Sebastián, parte de los ensanches próximos.

2) Pamplona tiene la mayor superficie y kilómetros peatonales. Su área supera en un 40% a San Sebastián y en un 25% a Burgos. Su casco histórico peatonal, con un 80% reurbanizado, es casi 2,5 veces mayor que el de su ensanche, totalmente adaptado al peatón. Tiene un 26% más de longitud de calles peatonales que San Sebastián, y un 53% más que Burgos. El 80% de sus kilómetros peatonales se localizan en su centro histórico.

3) San Sebastián tiene la mayor superficie y longitud peatonal en sus ensanches. Su área es casi un 45% superior al del ensanche de Pamplona, y a su vez tiene un 50% más superficie peatonal que su centro histórico. Cuenta con un 80% más de kilómetros peatonales que Pamplona, con la totalidad de su ámbito peatonal reurbanizado.

4) Burgos es la ciudad con mayor espacio peatonal en su casco histórico. Supera casi en un 15% a Pamplona y 2,8 veces a San Sebastián. El 78% está pavimentado y adaptado al peatón.

5) Hay una clara intención de reurbanizar las calles que se van peatonalizando. Todas las calles de los ensanches están pavimentadas y adecuadas al peatón, mientras que en los cascos históricos están reurbanizadas el 89% de sus espacios peatonales.

Porcentaje de longitud peatonal y cronología de peatonalización de los Cascos Históricos

C8.JPG

1) Se refleja la elección de los cascos históricos para la ejecución de las mayores intervenciones peatonales en cada ciudad. Se pone de manifiesto el continuo ascenso peatonal cronológico. Es difícil poder determinar si el objetivo final es una peatonalización global de estos barrios, ya que existen muchas variables que influyen en el proceso peatonal. Se confirma la clara tendencia de tener estos centros cada vez más peatonalizados.

2) Los inicios de las peatonalizaciones no son homogéneos. En las ciudades de Pamplona y San Sebastián se empieza en el año 1980 con un 37% y un 47% de superficie peatonal respectivamente. En el caso de Burgos la cifra es menor, con un 11% de área peatonal del casco en el año 1995.

3) En cuanto a las cifras, los resultados finales son muy positivos con más del 65% de la longitud de las calles peatonales, siendo la tendencia de la peatonalización de los cascos históricos de continuo ascenso cronológico.

El caso de San Sebastián es el más llamativo al tener cerrado al tráfico su centro de manera global en poco tiempo debido, por un lado, a su localización en una península a los pies de un monte y con mar a los lados, lo que hace que el barrio no fuera un lugar de paso obligado, y por otro, por ser el casco de menor superficie.

Las actuaciones en Pamplona y Burgos son más significativas si tenemos en cuenta que ambos barrios se ubican en el tejido urbano y eran usados como zona de tránsito continua de vehículos. A pesar de esto, el crecimiento de ambas ciudades es rápido con un incremento de un 54% de superficie peatonal del centro de Burgos en 12 años y una subida de casi un 40% en 15 años en el caso de Pamplona.