4. PROCESOS DE PEATONALIZACIÓN DE CIUDADES ESPAÑOLAS

  • 4.1.  Introducción.
  • 4.2. El caso de BURGOS
  • 4.3. El caso de SAN SEBASTIÁN-DONOSTIA
  • 4.4. El Caso de PAMPLONA
  • 4.5. Conclusiones cruzadas de los casos de estudio

4.1. Introducción.

De las 22 ciudades analizadas se eligen 3 sobre las que practicar un estudio más en profundidad. El criterio de elección está basado en el dato cuantitativo con respecto a la superficie peatonal de los cascos históricos de cada ciudad. Se seleccionan las 3 ciudades con el mayor porcentaje de áreas peatonales, además de estar experimentando actuaciones peatonales en otros barrios.

El objetivo es obtener un conocimiento más preciso en cuanto a la iniciativa, origen, cronología y desarrollo de las peatonalizaciones tanto de sus cascos históricos, como de los ensanches urbanísticos practicados.

Tal y como se ha visto en el anterior capítulo, una amplia proporción de los elementos peatonales de las ciudades seleccionadas no se proyectaron como peatonales sino que, en gran medida, provienen de la peatonalización de vías y plazas que antes albergaron circulación rodada. Esta circunstancia confiere un interés especial a investigar por qué y cómo se ponen en marcha estas peatonalizaciones, agentes o instituciones las promueven, con qué mecanismos e instrumentos, qué dificultades encuentran, etc. Sobre todo si se pretende ampliar su extensión a otras ciudades o a otras partes dentro de la ciudad.

Se identifican las propuestas peatonales teorizadas y finalmente las ejecutadas, describiéndolas tanto desde una perspectiva legal (publicaciones en las actas de los ayuntamientos, boletines oficiales, etc.) como desde una visión cuantitativa dando conocimiento numérico de los resultados finales, con especial atención al porcentaje de superficie peatonal de los cascos históricos.

Se comprueban otras actuaciones peatonales ejecutadas y que complementan a lo anterior como son los elementos de paso en forma de pasarelas, ascensores y rampas mecánicas que proliferan últimamente.

Teniendo en cuenta lo anterior, las ciudades elegidas son Burgos, San Sebastián y Pamplona, reconstruyéndose los procesos de las peatonalizaciones, tanto en el centro como en la periferia, y se comprueba cómo se extiende la cultura peatonal desde el interior al exterior, hasta constituir una potente red a escala urbana. Se analizan los elementos peatonales, se examinan los proyectos y planes que se van desarrollando con el objetivo de ir mejorando las condiciones peatonales facilitando el recorrido a pie por la ciudad.

Anuncios